el libro de los jueces abadie, philippe

Download El libro de los jueces   abadie, philippe

Post on 13-Apr-2017

13 views

Category:

Spiritual

8 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • Philippe Abadie

    El libro de los Jueces

    Cuadernosbblicos

    Verbo Divino125

  • Editorial Verbo Divino Avenida de Pamplona, 41

    31200 Estella (Navarra), Espaa Tfno: 948 55 65 11Fax: 948 55 45 06

    www.verbodivino.esevd@verbodivino.es

    Cuadernos bblicos125

    Ttulo original:Le livre des Juges.

    Traduccin:Pedro Barrado y M del Pilar Salas

    Fotocomposicin:Megagrafic, Pamplona.

    Les ditions du Cerf, 2005 Editorial Verbo Divino, 2005

    De la presente edicin: Verbo Divino, 2012

    ISBN pdf: 978-84-9945-561-7 ISBN versin impresa: 978-84-8169-668-4

    Cualquier forma de reproduccin, distribucin, comunicacin pblica o transformacin de esta obrasolo puede ser realizada con la autorizacin de sus titulares, salvo excepcin prevista por la ley.

    Dirjase a CEDRO (Centro Espaol de Derechos Reprogrficos) si necesita reproducir algnfragmento de esta obra (www.conlicencia.com; 91 702 19 70 / 93 272 04 47).

    www.verbodivino.esmailto:evd@verbodivino.eswww.conlicencia.com

  • Philippe Abadie

    El libro de los Jueces

    CB125

    EDITORIAL VERBO DIVINOAvda. de Pamplona, 41

    31200 ESTELLA (Navarra)2005

  • Extrao libro este de los Jueces, con sus ambiguos hroes, como Geden, Jeft o Sansn!Estas truculentas y brutales pginas, a veces sangrientas, apenas nos atraen. Y, sin em-bargo, este pequeo libro lleva a cabo la unin entre la gran epopeya del xodo, pro-longada hasta Josu, y la aparicin de la monarqua con Sal y David. Estos oscurostiempos probablemente dos siglos contemplan el surgimiento de las tribus de Israel deentre otras poblaciones de Canan. Llegan desde otro lugar o son indgenas? Historia-dores y arquelogos lo debaten hoy... Los Jueces, surgidos de diferentes tribus, son ob-jeto de relatos populares, muchas veces legendarios, que fueron reunidos, desarrolladosy transmitidos hasta nosotros, que tan mal los conocemos. Tenemos que aprender a leerestos textos como las vidas de los santos en la Leyenda dorada del siglo XIII, que se preo-cupaba muy poco de la crtica histrica: quera edificar a sus lectores con relatos de mi-lagros y exhortarlos a combatir el mal para vivir su fe.

    Philippe ABADIE, que ensea Antiguo Testamento e Historia de Israel en el Institu-to Catlico de Lyon, nos gua en el descubrimiento de estos picos personajes que se pa-recen a los grandes antepasados: Geden a Moiss y Elas; Sansn a David, etc. Ms allde las peripecias de esta historia, es el soplo de Dios su raj, su Espritu el que ani-ma a los Jueces y conduce al joven pueblo de Israel hacia la unidad del reino. Al lectorcurioso y paciente, el mismo Espritu podr aportar, aun hoy, muchas luces para condu-cir su propia vida y la del pueblo de Dios.

    Contina un trabajo sobre un tema bblico delicado: los ngeles. Algunos los evitany los ocultan; otros los ven por todas partes... Los diversos datos bblicos presentadosaqu pueden ayudar a volver a descubrir su importancia literaria y su verdadero signifi-cado. Al final de este Cuaderno se incluye igualmente la tabla de los textos bblicos es-tudiados en los Cuadernos Bblicos (1/2 a 125).

    Philippe GRUSON

  • 5

    EL NOMBRE DEL LIBRO

    El libro toma su nombre, sofetim, del verbo sa-fat, juzgar, en el sentido de tomar una decisin(3,10; 4,4; 10,2.3; 12,7.8.9; 12,11.11; 12,13-14;15,20; 16,31). El participio forma el ttulo sofet,juez (2,16.17.18.19, nunca en otro lugar), quedesigna menos a un hombre apto para administrarjusticia que a un jefe habilitado para decidir, paraconducir los destinos de un clan, de una tribu, in-cluso de un conjunto tribal. El origen del trmino esprobablemente cananeo, y lo encontramos tambinen Moab (Am 2,3). El libro presenta una sucesinde doce jueces, que se reparten tradicionalmenteen dos grupos.

    Seis de ellos (Sangar, Tol, Yar, Ibsn, Eln yAbdn) apenas gozan de una corta nota, centradaen una funcin de gobierno. Sobre todo es su per-tenencia tribal la que se indica (salvo para Sangar,por las razones que expondremos ms adelante). Aveces se les denomina como jueces menores.

    Otros seis (Otoniel, Ehud, Barac, Geden, Jef-t y Sansn) son objeto de un relato ms desarro-llado que pone en escena sus hazaas guerreras ylas circunstancias en las que salvaron a Israel; aveces se les llama jueces mayores.

    Sin embargo, esta habitual distincin entre jue-ces mayores y menores apenas resulta perti-nente, ya que Jeft pertenece a una u otra catego-ra (un relato largo, pero inserto entre las notas), yen la segunda de ellas los relatos proceden de tra-diciones muy diversas. Incluso podemos preguntar-

    nos si Sansn es un autntico juez, ya que apare-ce ms como un hroe aislado que como jefe de unpueblo (a no ser en la redaccin final).

    Junto al verbo safat, tambin hay que tener encuenta otro verbo igualmente esencial: yas, sal-var (3,31, Sangar; 6,15, Geden; 10,1, Tol) 1, y suparticipio mosia, salvador (3,9, Otoniel; 3,15,Ehud). Este doble vocabulario permite distinguir en-tre jueces y salvadores; distincin tanto msimportante cuanto que el verbo safat est ausentede toda la historia de Geden. La mezcla de los dostipos de funciones traiciona la compleja gnesis li-teraria del libro.

    LA FORMACIN DEL LIBRO

    En este terreno las hiptesis son diversas, peroseguiremos de buen grado un modelo inspirado enWalter RICHTER.

    Existi primeramente un libro de los salvado-res (Ehud, Barac y Geden), compuesto sin dudaen el reino de Israel en tiempos del rey Jeh (841-814). La muerte de Abimlec, despus de la maldi-cin de Yotn (Jue 9,56), constituye la conclusinde esta primera obra.

    Este libro de los salvadores conoci una pri-mera revisin bajo Josas (640-609), que transfor-

    INTRODUCCIN

    1. En otros lugares es Dios quien salva a Israel: Jue3,9; 6,36-37; 7,7; y 10,13.

  • 6

    m guerras locales en guerras de Yhwh (cf. el re-cuadro de la p. 8), siendo enriquecido con diversoselementos.

    Continan dos redacciones deuteronomistas:la primera, de poca exlica, incluy los marcos na-rrativos y proporcion al libro su estructura teolgi-ca; se le debe tambin la fusin de los salvado-res con los jueces, facilitada por el hecho deque Jeft destacaba en una y otra categora, ascomo la adicin del ciclo de Sansn (convertido enjuez por una vez).

    Al regreso del exilio, una segunda redaccindeuteronomista hizo preceder al conjunto de lasnotas el ejemplo-tipo de Otoniel, vinculado a Judpor Caleb (3,7-11), y aadi la resea universalis-ta de Sangar (3,31), que se corresponda con lasituacin presente vivida por Israel.

    Ms all de esta visin diacrnica, el libro en suestado final presenta la estructura siguiente (cf. elrecuadro de p. 7). ste ser el punto de partida denuestra lectura. Partiendo del texto en su forma fi-nal, trataremos de determinar el origen de los ele-mentos que componen cada relato, antes de sacaralgunas conclusiones teolgicas e histricas.

    EL LUGAR DEL LIBROY SU RELACIN CON LA HISTORIA

    En la Biblia hebrea, el libro de los Jueces sigueal de Josu e introduce al libro de Samuel, haciendola observacin, como un estribillo, en su parte final,de que en aquel tiempo no haba rey en Israel(Jue 17,6; 18,1; 19,1; 21,25). Presenta as un tiem-po intermedio entre la conquista de la tierra (Josu)y la llegada de la monarqua (Samuel), el periodode los Jueces, entre 1200 y 1000 a. C., un tiempo

    reconocido en otros libros, como Rut 1,1 o 2 Re23,22. Pero semejante conceptualizacin del tiemposupone una redaccin bastante alejada de los acon-tecimientos narrados, en una poca que tiene encuenta la periodizacin de la historia israelita. Unaconciencia similar no podra ser primitiva; sin dudaprocede de finales de la poca monrquica (Josas),y ms probablemente del exilio. En resumen, el libroalude a acontecimientos muy posteriores a los quenarra (p. e. el exilio de Israel mencionado en Jue18,30). Todo esto invita al lector a medir la distanciaentre la redaccin deuteronomista del libro (cf. re-cuadro de p. 9) y la historia subyacente.

    Por otra parte, el libro no ofrece una historia se-guida de las doce tribus durante estos dos siglos;se fija ms bien en algunas grandes figuras (Dbo-ra y Barac; Geden; Abimlec; Jeft; Sansn) que,en un momento u otro, salvaron a Israel de un granpeligro. El libro las rene en una sucesin cronol-gica de doce Jueces. El carcter artificial de estacronologa no ofrece ninguna duda, y la suma detodos los datos numricos del libro terminara en untotal de 410 aos. Lo cual resulta completamenteimprobable. Por tanto, el objetivo es ms dinsticoque realmente histrico.

    Finalmente, si se compara el libro con la imagenproducida en Josu, en el que un solo gran lderconduce al pueblo a la victoria, el contraste es sor-prendente: el libro de los Jueces presenta un mun-do dividido, en el que las tribus tienen mucha difi-cultad para unirse y la conquista est lejos de estaracabada cuando se cierra. De un libro a otro, elpunto de vista es muy diferente, no basta con ha-blar de conquista y de instalacin para expli-car esta dificultad. Vindolos de cerca, la relacincon la historia es mucho ms compleja en Juecesque en Josu. Esto es lo que nuestra lectura qui-siera poner de relieve.

  • 7

    ESTRUCTURA DEL LIBRO

    1,1-2,5: 1 introduccin: tradiciones sobre la conquista (independientes de Josu)2,6-3,6: 2 introduccin: tesis teolgica del libro (deuteronomista)3,7-16,31: cuerpo del libro: diversas notas sobre los Jueces

    Otoniel (Jud)3,7-11

    Ehud (Benjamn)3,12-30

    Sangar3,31

    Barac-Dbora (Neftal)4,1-5,31

    Geden (Manass)6,1-9,57

    Tol (Isacar)10,1-2

    Yar (Manass en Galaad)10,3-5

    Jeft (Gad, Galaad)10,6-12,7

    Ibsn (Zabuln)12,8-10)

    Eln (Zabuln)12,11-12

    Abdn (Efran)12,13-15

    Sansn (Dan)13,1-16,31)

    17-18: 1 conclusin: emigracin de la tribu de Dan19-21: 2 conclusin: guerra tribal contra Benjamn

  • 8

    LA GUERRA SANTA: UN